LA MAGIA DEL AGUA.

10734133_10152515537453907_6543044271118931969_n

Actualmente ya existen las evidencias científicas de la capacidad que tiene el agua de memorizar frecuencias y energías. Este descubrimiento ha sido defendido por el Dr. Masaru Emoto desde los años 80. Hoy el Dr. Gerald Pollack, máxima autoridad en la investigación sobre el agua, ha demostrado que el agua tiene una cuarta fase en la cual las moléculas pueden disponerse de tal manera que memorizan las frecuencias de aquello con lo que entran en contacto. A su vez el Doctor Luc Montagnier, Premio Nobel por el descubrimiento del VIH, ha realizado un experimento en el que el agua puede llegar a memorizar 140 caracteres de una cadena del ADN y transmitirlos a células cultivadas humanas.

El agua tiene memoria, y nuestros pensamientos y emociones imprimen una energía y frecuencia sobre el agua de nuestras células. Podemos utilizar esta capacidad de memoria del agua para grabar vibraciones sutiles en agua muy pura y devolver la salud a nuestro organismo.

El agua y la noche…

Cuantas personas conocen que dicen que no quieren tomar nada antes de acostarse, porque entonces tendrán  que levantarse durante la noche para ir al baño.

 Cuando le pregunté a mi cardiólogo el por qué la gente necesita orinar tanto de noche me contestó esto:

La Gravedad mantiene agua en la parte inferior del cuerpo cuando uno está parado. (Las piernas se hinchan).

 Al acostarte, la parte inferior del cuerpo (piernas, etc.) quedan al mismo nivel que los riñones, en ese momento es cuando los riñones solicitan sacar el agua, porque es más fácil.

 Todos necesitamos una cantidad mínima de agua para limpiar las toxinas del cuerpo

Momento correcto para tomar agua.

Muy importante, de acuerdo a los Cardiólogos, el tomar agua en ciertos momentos maximizan su efectividad en el cuerpo.

 Dos vasos de agua al levantarse – ayuda a activar los órganos internos.

 Un vaso de agua 30 minutos antes de cada comida – ayuda a la digestión.

 Un vaso de agua antes de bañarse, ayuda a reducir la presión sanguínea.

 Un vaso de agua antes de acostarse evita los infartos y los derrames cerebrales.

 Mi médico también me dijo que el agua antes de acostarse también ayudara a prevenir los calambres de piernas nocturnos.

 Los músculos de las piernas están buscando hidratarse cuando te dan esos calambres de pantorrilla y/o muslos.

Agua Hidrogenada.-

El oxígeno es fundamental para nuestra existencia, ya que es el combustible de las células para generar energía, pero al mismo tiempo es un poderoso oxidante, ya que también participa en reacciones químicas que causan oxidación celular.

Un pequeño porcentaje del oxígeno que respiramos produce radicales libres. Además, nuestro estilo de vida y el entorno que nos rodea generan, en nuestro cuerpo, más radicales libres de lo fisiológicamente normal.

Los radicales libres son átomos, moléculas o iones inestables, a los que les falta un electrón. Circulan por el organismo intentando robar un electrón de las moléculas estables con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica. Este proceso destruye o deteriora células porque desnaturaliza proteínas, lípidos, ácidos nucleicos…

A medida que envejecemos, la capacidad antioxidante de nuestro cuerpo se debilita y resulta insuficiente para eliminar el daño oxidativo.

Beber agua hidrogenada diariamente reduce la oxidación celular y ayuda a mantener la salud.

Beneficios del hidrógeno

 

Cada vez más evidencia demuestra la estrecha relación que existe entre el estrés oxidativo persistente y el proceso de envejecimiento celular, así como con la aparición de una amplia variedad de enfermedades.

El hidrógeno es: Un ANTIOXIDANTE natural

Protege las CÉLULAS y ÓRGANOS del estrés oxidativo

Previene el ENVEJECIMIENTO prematuro

Más eficaz que otros antioxidantes por su mayor PENETRACIÓN celular

Es INOCUO para la salud, no tiene efectos adversos

El hidrógeno molecular (H2) es considerado un nuevo antioxidante con aplicaciones beneficiosas para la salud.

Agua hidrogenada

 

En el campo de la medicina biológica, estudios recientes han demostrado que el hidrógeno molecular (H2) es un potente antioxidante y antiinflamatorio con potenciales aplicaciones médicas, protegiendo particularmente a las células, tejidos y órganos frente al daño oxidativo.

El agua es el mejor medio para administrar el hidrógeno porque:

El agua es INDISPENSABLE para nuestra vida

El agua permite que el hidrógeno SE DISTRIBUYA POR TODO EL CUERPO

En POCOS MINUTOS llega a todos los órganos

El agua hidrogenada neutraliza los radicales libres dañinos para nuestro cuerpo y que nos envejecen, ayudando a reducir el estrés oxidativo causante de enfermedades.

El hidrógeno molecular (H2) es considerado un nuevo antioxidante con aplicaciones preventivas y terapéuticas. El H2 tiene ventajas como antioxidante potencial y carece de efectos adversos:

El hidrógeno es el elemento más importante de nuestras células. Las mitocondrias necesitan hidrógeno para producir energía necesaria para el crecimiento, la reparación y regeneración del cuerpo.

Neutraliza los radicales libres que son los causantes de la oxidación que nos envejece y que causa el 90% de las enfermedades, sin afectar a las ROS que tienen funciones celulares beneficiosas.

Inhibe el daño oxidativo a nivel genético.

Estimula las enzimas antioxidantes de las células.

El H2 no es tóxico a dosis efectivas y el exceso se elimina exhalado por los pulmones.

Dada su escasa masa molecular en comparación con otros antioxidantes, el hidrógeno puede penetrar allí donde otros no pueden hacerlo, incluyendo la mitocondria y el núcleo de la célula, sin producir efectos citotóxicos.

El hidrógeno es un antioxidante 176 veces más potente que la vitamina C y 865 veces que la coenzima Q.

El hidrógeno puede ser aplicado en el tratamiento de múltiples enfermedades. En modelos experimentales, la administración de hidrógeno ha demostrado ser eficaz en isquemia, hipoxia, trasplantes, enfermedad de Parkinson, intoxicación por drogas, sepsis, diabetes y cáncer. Varios ensayos en humanos, han confirmado que la administración de hidrógeno tiene beneficios en muchas enfermedades y dolencias.

Cada vez más evidencia demuestra la estrecha relación que existe entre el estrés oxidativo persistente y el proceso de envejecimiento celular, así como con la aparición de una amplia variedad de enfermedades como la diabetes, síndrome metabólico, arteriosclerosis y procesos inflamatorios crónicos, además de enfermedades neurodegenerativas e incluso cáncer.